Café y Cacao en el país del Gasoil

Venezuela es una país de excesos. Siempre lo ha sido. Capital humano, Fuentes infinitas de energía, tierras productivas, agua, clima frio y cálido. Tenemos caña, café y cacao. ¿Qué más necesita una civilización para ser feliz?

Quizá ese exceso es un problema. Voy a permitirme citar a Douglas Adams: “El infinito tiene un aspecto plano y sin interés. Si se mira al cielo nocturno, se atisba el infinito: la distancia es incomprensible y, por tanto, carece de sentido.” Es una cita irónica y descontextualizada, y por eso la uso. La situación actual del país es irónica y descontextualizada. E invita a la reflexión.

Déjenme poner un ejemplo. Imaginen un país. Ahora imaginen que tiene las reservas de petroleo probadas más grandes del mundo. Ahora imaginen que tambien tiene las reservas probadas mas grandes de gas licuado del mundo. Ahora imaginen a ese país comprando gasolina a 4$ el galón, para venderla a 0.03$ el galón. Bueno, así de irónica y descontextualizada es nuestra situación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s